Desde la Asociación Cisneros  mostramos nuestra desolación ante las miles de hectáreas que se han quemado en Sierra Bermeja y nuestro apoyo y agradecimiento a todos los efectivos y autoridades que han trabajado sin descanso para frenar esta tragedia, que además se ha cobrado la vida de un bombero, a cuya familia y amigos trasladamos nuestro más sentido pésame.

Esperemos que este incendio de enorme magnitud lleve a nuestras autoridades a un periodo de reflexión de como evitar estos hechos mejorando la gestión de los montes españoles e incentivando las actividades ganaderas que limpian nuestros bosques de arbustos combustibles. También esperemos se plantee para la mejora de la gestión de la extinción de incendios una deseable centralización de tales tareas en la Unidad Militar de Incendios para concentrar en ellos todos los recursos de extinción de incendios divididos por autonomías y así tener un cuerpo nacional de extinción con los máximos medios y recursos así como con los profesionales más preparados. Los bosques son un recurso natural de interés nacional que merece una perspectiva nacional, ellos son el legado que hemos heredado de nuestros padres y abuelos y que hemos de devolver a nuestros hijos y nietos al menos en la mismas condiciones que nos los dejaron, y a ser posibles ampliados y mejorados.

Igualmente deseamos que se planteen las medidas más acertadas para recuperar la riqueza natural perdida, ayudando a la naturaleza a regenerarse de forma natural y a reforestar aquellas zonas necesarias con especies autóctonas. Pensemos que España inició una fructífera campaña de reforestación en los años 40 con el objetivo de reforestar en 100 años seis millones de hectáreas y en la actualidad se han reforestado más de 5 millones de hectáreas en el marco de ese plan. Es algo que hemos hecho y seguiremos haciendo bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba